En esta página web utilizamos cookies, lo que nos permite prestar un servicio de mayor calidad. Si utilizas nuestros servicios o continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies, cuya configuración puedes variar en cualquier momento. Política de cookies

CAJA de MADERA con 40 PLAQUITAS NEGRAS de CONSTRUCCIÓN de KAPLA

KAPLA0002

Caja de madera con 40 plaquitas de color negro para dar un toque a tus construcciones Kapla. Para perfilar o dar un toque de elegancia a tus creaciones y mezclar con otros colores.

Dimensiones: 16.5 cm x 16.5 cm x 7.8 cm (la caja)

Peso: 1 kg

Piezas: 40

Edad: a partir de 3 años

15,98 €impuestos inc.

Kapla presenta sus plaquitas de pino de las Landas en formato de caja de madera con 40 piezas en un solo color a elegir, negras en este caso. Estas sencillas tablillas te permitirán construir múltiples construcciones sin puntos de fijación. Un juego de construcción mágico, simple, creativo y educativo que te permite desarrollar la imaginación, la creación en el espacio y la agilidad. Los constructores más pequeños se verán atraídos por la magia de las tablillas de Kapla, con las que podrán llevar a cabo las obras más diversas; animales, edificios, vehículos y mucho más... Recomendado para niños de 3 a 99 años.

Dimensiones: 16.5 cm x 16.5 cm x 7.8 cm (la caja)

Peso: 1 kg

Piezas: 40

40 plaquitas de 2.5 x 0.8 x 12cm en madera de pino teñidas de color negro

Edad: a partir de 3 años

KAPLA es adecuado para niños a partir de 3 años. Gracias a su simplicidad y sus dimensiones especialmente estudiadas, este juego permite realizar edificios grandiosos o creaciones gigantescas, para construir sin límite. KAPLA es al mismo tiempo un juego de creación, de reflexión y de destreza, para jugar a construir sin límite de edad. Este juego desarrolla el sentido artístico y arquitectónico de los niños y estimula la creatividad. Como una verdadera herramienta educativa que es, KAPLA es utilizado por muchas escuelas de todo el mundo.

SOBRE KAPLA

KAPLA fue inventado en 1987 por Tom van der Bruggen, un holandés entusiasta de la arquitectura que soñaba con construir un castillo en Francia, con torres, fosos...

Para visualizar la construcción final de su castillo, Tom van der Bruggen usó bloques de madera para hacer un modelo. Pero se dió cuenta rápidamente de que sus piezas no eran aptas para reproducir ciertos elementos como los dinteles, el techo y los pisos. Tuvo la idea de reemplazarlas por tablillas de madera de tamaño idéntico cuyas proporciones particulares: 1: 3: 15, resultaron las más aptas para construir todo tipo de construcción sin puntos de fijación.

En 1987 decidió hacer de su hallazgo un juego de construcción

30 otros productos de la misma categoría: